All posts tagged: En castellano

Vania en la Calle 42: Chéjov en proceso

Una melodía de jazz nos conduce a través de la bulliciosa calle 42, los actores llegan al decrépito New Amsterdam Theatre. Sólo un grupo reducido de espectadores asiste a este ensayo de Tío Vania. Entran al teatro y admiran la belleza decadente de la sala en la que “se representó Ziegfreld Follies”, cuenta André Gregory, director de la obra, a su público selecto. Retazos de conversaciones se mezclan con la música. Wallace Shawn –que interpreta Vania– comenta que se siente exhausto porque no ha dormido bien, se tumba para descansar en un banco. Justo a su lado, Pheobe Brand –Marina, la nodriza– y Larry Pine –Dr. Astrov– se sientan en una mesa. Él se queja que va muy atareado, actúa en varias producciones a la vez. Sutilmente, esta charla enlaza con el principio del texto de Chéjov, y Shawn se despierta perezoso como Vania. Desde el inicio de Vania en la calle 42, Louis Malle sobrepone y difumina las fronteras entre cine y teatro, ensayo y función, siglo XIX y XX, actores y personajes. Inmortaliza …

Ian McEwan: “El feto es un héroe existencial, una voz en la oscuridad”

Crónica publicada en Núvol ( cat, 13/03/2017) y en Libelista (cast, 22/03/2017). «Estaba en la conferencia más aburrida del planeta, no os diré donde, y de la nada me vino a la cabeza “I aquí me tenéis, bocabajo dentro de una mujer”», explicaba socarrón Ian McEwan al público atento del CCCB. Como solo un feto podría hacer esta afirmación, esta frase llevó a McEwan a hacer de un nonato el narrador de su decimoséptima novela. El pasado jueves, el periodista Antonio Lozano entrevistó al escritor británico en la presentación de Cáscara de nuez, traducida al castellano por Jaime Zulaika y publicada por Anagrama. El acto se enmarcó en el festival Kosmopolis, la fiesta de la literatura amplificada. Mientras hace cola para entrar, la señora que tengo delante exclama ilusionada: «¡Mira, acaba de pasar McEwan!». Somos unos cuantos lectores los que solemnemente esperamos con una de sus novelas en las manos, los que llevamos Cáscara de nuez leemos, como si repasáramos anotaciones justo antes de un examen final. La sala se llena hasta los topes, la mayoría de …